"Un Puente hacia el Bienestar Físico y la Conciencia sobre uno Mismo"

miércoles, 30 de enero de 2013

Antiinflamatorio natural y Analgésico biológico.

El calor provocado con las Piedra de Jade, permite generar una energía a través de los tejidos dañados, tanto nerviosos como musculares o reumáticos, que desde dentro reducen la inflamación y el dolor.
El calor estimula la producción natural de las sustancias que normalmente se ingerirían como medicamentos para desinflamar y eliminar el dolor.
De esta manera se genera un calor artificial localizado y controlado durante el cual el organismo produce nuestro antiinflamatorio natural: el cortisol, que ayuda a desinflamar nervios y músculos; y nuestro analgésico biológico: las endorfinas, que también reducen el dolor, así el cuerpo puede recuperarse de forma natural sin los efectos secundarios de los medicamentos.

sábado, 23 de julio de 2011

CAMILLA TERMOMASAJEADORA AUTOMÁTICA CON PIEDRAS DE JADE

El Masaje Ceragem es un tratamiento que se realiza a través de la utilización de una camilla o TERMO MASAJEADOR AUTOMÁTICO que combina MASAJE y PRESIÓN con CALOR INFRARROJO, logrando múltiples beneficios corporales y anímicos. 
La Camilla Ceragem combina lo último en tecnología con muchos principios tradicionales de la medicina oriental, como la moxibustión, quiropraxia, y la acupresión para aliviar al cuerpo de las "señales de angustia" que causan el dolor y el stress. Este masaje mediante la acupresión relaja los músculos, mientras que la moxibustión dirige el calor al cuerpo, estimulando la circulación sanguínea y aliviando la tensión muscular. 
La novedad de las Camillas Termomasajeadoras con rodillos de Piedras de Jade consiste en su asombrosa acción terapéutica para el tratamiento de dolencias provocadas por malas posturas, trastornos óseos, problemas circulatorios contrarrestando la tensión muscular. Las camas actúan a través del movimiento de sus rodillos extra anchos, y del calor que éstos transmiten, brindando una inmediata relajación y sensación de bienestar.

LA COLUMNA COMO RAÍZ DEL CUERPO.
La terapia consiste en la alineación y estiramiento de la columna, desbloqueando los canales de energía. Una buena postura se traduce en una buena respiración, mejor circulación sanguínea y óptima liberación de toxinas. Así el cuerpo recupera sus funciones vitales.
Relaja los músculos de la espalda aliviando dolores corporales causados por la tensión, el stress, el sedentarismo y las malas posturas.
Es una perfecta combinación de terapias orientales y la tecnología occidental  proporciona los beneficios de la Quiropraxia, Acupresión, Termoterapia y Moxibustión.
Quiropraxia. 
Es uno de los métodos más utilizados de la medicina alternativa para aliviar nervios comprimidos corrigiendo la alineación de la columna.
Ofrece excelentes resultados para tratar las diversas afecciones como: Dolor y rigidez del cuello, dolor de espalda, escápulas pegadas, lumbalgia, dolor de sacro, rodillas entumecidas, vértebras fuera de lugar, rigidez articular, etc.
Moxibustión.
Consiste en aplicar calor en varias partes del cuerpo para restablecer y equilibrar el flujo energético del organismo. Es una disciplina muy popular en China y Japón por su rol curativo y preventivo.
Incrementa la producción de glóbulos blancos.
Incrementa la procucción de glóbulos rojos y hemoglobina.
Mejora la circulación sanguínea y linfática. Debido al calor de los impulsos provocados por las terminales nerviosas de la piel causan la dilatación de los capilatres para mayor efectividad en aliviar dolencias crónicas internas.
Acupresión.
Técnica oriental basada en la manipulación de los meridianos o canales energéticos (puntos específicos de la espalda ejercida por los rodillos de masaje de Jade), que permite restablecer el flujo del Qi por el interior de los órganos del cuerpo.
Rayos Infrarrojos y Luz de Helio.
La aplicación de calor facilita la circulación de la sangre calentando los vasos sanguíneos. Al mismo tiempo, ayuda a eliminar impurezas, disolviéndolas y limpiando la sangre. Las camillas de automasaje, por medio de las Piedras de Jade, combinadas con la producción de calor por medio de lámparas de Helio, proporcionan la generación más eficaz de calor infrarrojo. Este es capaz de penetrar en el cuerpo humano de 6 a 8 cm., llegando a los tejidos alrededor de la columna regularizando el sistema nervioso, las hormonas y la presión arterial. Regenera células y ayuda al sistema inmunológico, produciendo una mejoría en la circulación de la sangre, con los beneficios que ello conlleva.
El nombre de infrarrojo significa "por debajo del rojo", esto quiere decir que no es visible a los ojos, porque no ilumina, ahorrando energía, sin combustión, ni emanando elementos tóxicos, tales como el monóxido de carbono.
El calor infrarrojo es seguro porque no produce quemaduras ni daña la piel como los rayos ultravioletas. Se utiliza en la práctica médica para actuar sobre los huesos, tejidos, músculos y vasos, debido que es una fuerza que incrementa las respuestas del sistema inmunológico, promoviendo de esta menera una mayor inmunidad, y originando que sea el mejor complemento para aumentar los procesos curativos.
Jade.
El Jade es un transmisor natural del calor, al cual se le han atribuído propiedades benéficas para la regulación del funcionamiento de los diferentes órganos. Es utilizada en la medicina oriental para estimular el Qi, la fuerza vital de nuestro cuerpo. Los proyectores están cubiertos por Jade el que también es valorado por retener y transmitir calor.
El masaje efectuado por rodillos de Piedras de Jade recorren la columna vertebral distribuyendo un suave calor. Ejerce el efecto de Acupresión en los puntos cervicales, dorsales y lumbo-sacro, restableciendo su posición normal y proporcionando una agradable sensación de bienestar.

LORDOSIS
La Lordosis, puede ser considerada clínicamente, como una curvatura exagerada de la posición lumbar, con lo cual, al mirar de costado la columna vertebral, se verá que está inclinada hacia atrás.
Esta curvatura, se da principalmente, en las vértebras finales, de la columna. O sea, en la parte inferior de la espalda, aquella cercana al cóccix. Con lo cual, la zona baja de la espalda, adopta la imagen de un dorso cóncavo.
Para tener una idea acerca de la columna vertebral, podemos señalar, que está compuesta por una superposición de 24 huesos independientes. De los cuales, siete de ellos pertenecen a la zona cervical, 12 a la dorsal, cinco a la lumbar (en esta zona se produce la lordosis), el sacro y por último, el cóccix. Cada uno de estos huesos, está unido por medio de estructuras fibrocartilaginosas.
Una de las características más claras de una lordosis, es la prominencia de los glúteos. O sea, cuando una persona sufre de lordosis, por lo general posee un glúteo bastante prominente hacia fuera.
Las lordosis pueden ser consideradas de dos maneras. Están las de tipo fisiológica, las cuales se desarrollan de manera leve, y se pueden ver acentuadas en las mujeres que se encuentran embarazadas.
Por otra parte, tenemos las lordosis patológicas. Las cuales son las más acentuadas o graves. Por ende, el grado de deformidad de la zona baja de la espalda, es bastante notorio. Esta condición, puede empeorar en los casos donde la lordosis va acompañada con otras desviaciones lumbares. Por ejemplo en el caso, en donde aparte de lordosis, la persona sufra de escoliosis.
Existen diversas consideraciones, frente a las causas de una lordosis. Está el hecho, de una malformación congénita, un deficitario sistema muscular en la espalda u abdomen (problema neuromuscular), mala postura recurrente, etc. Por lo general, la principales causas, son la falta de ejercitación en los músculos comprometidos en la zona lumbar y abdomen, como la constante mala posición, que adoptan una mayoría de los seres humanos, no sólo al caminar, sino que también cuando están sentados. Asimismo, puede presentarse en Espondilitis Anquilosante, fundamentalmente cuando existe inflamación lumbar.
Con respecto a los síntomas de la lordosis, esta no presenta generalmente ninguno, salvo en casos extremos. No existe dolor lumbar en los glúteos o piernas, como ocurre con la ciática. Asimismo, las personas que sufren de lordosis, no presentan problemas de evacuación de orina o intestinal, como ocurre con otras enfermedades lumbares.
Por ende, la forma más fácil de percatarse si es que uno padece de lordosis, es acostarse con la boca arriba (de espalda) y verificar si en la zona baja de la espalda, se forma una curvatura. Se notara de inmediato, ya que existirá una zona donde la espalda no tocará el colchón. 

ESCOLIOSIS
¿Qué es la escoliosis?
Partiendo de la idea que algunas curvas en la columna son normales, la escoliosis es la alteración de esas curvaturas.
La forma de evaluar estas curvas es el examen físico del paciente y las imágenes radiográficas.
En el examen físico se observan, a veces, desigualdad en la altura de los omóplatos, gibas (joroba) a nivel de la columna dorsal (la parte media de la columna) o desigualdad en la altura de las caderas.


En las radiografías nomales de frente se debe observar una correcta alineación de las vértebras y en el perfil se deben medir las curvas normales de cifosis y lordosis. Esto lo debe realizar un médico que se especialice en patología de la columna vertebral.

Generalmente las curvas son mínimas y no causan síntomas, pero en determinados casos, pueden ocasionar dolor, alteraciones repiratorias y/o cardíacas.
La escoliosis por lo general se desarrolla en la niñez o en la adolescencia pero también puede desarrollarse en la edad adulta. Cuando las alteraciones escolióticas pasan inadvertidas en edades tempranas pueden evolucionar a formas agresivas.
Se estima que el 2% de la población está afectada de escoliosis y aunque puede hallarse en ambos sexos es mas frecuente en el femenino.

Tipos de Escoliosis
La columna esta formada por 31 huesos vertebrales, entre cada una de estas vértebras se encuentran los discos intervertebrales que actúan absorviendo los impactos, estos discos a su vez estan formados por un núcleo blando y un anillo fibroso externo que contiene a dicho núcleo. Ambos componentes, vértebra y disco, forman una estructura en forma de "conducto o canal" que albergan y protegen a la médula espinal.

Normalmente se observan tres curvas principales en la columna vertebral vista de perfil, una lordosis o curva hacia adelante en las regiones cervical y lumbar y una cifosis o curva hacia atrás en la región dorsal. En el frente se observa una alineación perfecta.
La escoliosis es la alteración de esta configuración "normal".

La escoliosis puede ser de cuatro tipos:
1 - Ideopática: su causa es desconocida, se la divide a su vez en escoliosis infantil (desde el nacimiento hasta los 3 años), escoliosis juvenil (desde los 3 años hasta los 9 años), escoliosis adolescente (desde los 10 hasta los 18 años). De las tres, esta última es la más frecuente, es decir la "escoliosis ideopática del adolescente" es la que se presenta en ese rango de edad y es de causa desconocida.
2 - Congénita: es la que se presenta al momento del nacimiento y generalmente está asociada a la mala formación de alguna vértebra.
3 - Degenerativa o del Adulto: es la escoliosis que pasa inadvertida en la juventud y que debido a lesiones propias de la edad adulta como ser, osteoporosis, degeneración discal, fracturas por compresión, etc., desarrollan la escoliosis en la adultez.
4 - Neuromuscular: es la escoliosis que se desarrolla acompañada de alguna alteración neurológica como ser parálisis cerebral o distrofia muscular.
Actualmente los tratamientos para la escoliosis han evolucionado y son mucho más tolerados por los pacientes. Los mismos deben ser indicados por médicos especialistas en la patología ya que están protocolizados (oséa para cada grado y cada tipo de escoliosis, hay un tratamiento determinado) por las distintas Sociedades Mundiales que se ocupan de la enfermedad.
 

Exámenes para escoliosis...
Es importante ver a su doctor cuando se sospecha de escoliosis. Un diagnóstico temprano puede prevenir progresiones de las curvas. La escoliosis no tratada puede progresar aumentando la rigidez y la desviación, haciendo mas dificultoso su tratamiento.
La historia del paciente es muy importante, por lo que el médico realizará un pequeño cuestionario para hallar antecedentes familiares, probabilidad de progresión, nivel de crecimiento óseo y otros parámetros al momento del examen. En los niños algunos datos que ayudan a determinar este creciemiento son el desarollo puberal y la menarca (primer menstruación).
Su doctor realizará también un examen físico completo en el que se evaluará el tono y la fuerza muscular, la postura, los rangos de movimiento, y además se efectuará una evaluación neurológica básica con toma de reflejos y sensibilidad.
Las pruebas básicas son:
Maniobra de Adams: consiste en inclinar completamente el cuerpo hacia adelante y observar la simetría del torax y de los omóplatos.
Plomada: consiste en evaluar la alineación de algunas estructuras que normalmente deben estar en una misma linea (occipital, centro del torax y centro de la columna sacra).
Triángulo del Talle: consiste en medir un espacio que se forma entre ambos miembros superiores y el tronco y que debe ser simétrico.
Radiografías: comunmente se solicita un estudio que incluye los cuatro sectores anatómicos de la columna (cervical, dorsal, lumbar y sacro) tanto en el frente como de perfil. Generalmente esta radiografía incluye a su vez la pelvis.

Tratamientos
Niños y Adolescentes
Es importante recordar, como se explicó al comienzo, los tratamientos están Mundialmente estandarizados según los diferentes tipos de escoliosis, los grados de desviación, el pronóstico de progresión y la edad de los pacientes.
El tratamiento no quirúrgico consiste en la colocación de métodos externos de contención que se utilizan para tratar de evitar la progresión de las curvas escolióticas. Estos dispositivos llamados corsé (brace en inglés y corset en francés), se colocan a medida, con las especificaciones que indique el médico tratante, deben ser mantenidos durante la mayor parte del día y controlados cada seis meses aproximadamente. Durante el tratamiento el niño continúa con sus actividades de forma normal.
Adultos
En el adulto la escoliosis puede ocasionar dolor, progresión de la curva y dificultades respiratorias. Estos síntomas deben ser tratados y controlados con analgésicos de diferente tipo, ejercicios y quinesioterapia.
Los corsé generalmente no son de utilidad en el adulto, tanto para controlar la progresión como para limitar el dolor. La mayoría de los pacientes adultos no requieren cirugía. 
Texto extraído de: http://www.micolumna.com.ar
Testimonios de personas con tratamientos de kinesiología han logrado eficaz mejoría con la terapia Ceragem. Continuidad y constancia son dos factores importantes  para una buena recuperación.


PREMEJORAMIENTOS en camilla Ceragem.

El "premejoramiento" es una acción anterior al efecto de mejorar algo. Este término se está usando extensamente en el idioma español, para definir actualmente a ciertos síntomas, producidos por terapias naturales u orientales en respuesta del cuerpo a estados de intoxicación u enfermedades. Dichos síntomas, son la respuesta natural del cuerpo al proceso de auto curación inducido por estas terapias; que al igual que la homeopatía  induce síntomas que figuran agravamiento de la enfermedad que combate.
Es así que, por ejemplo; si se están tratando una enfermedad reumática con presencia en rodillas, es factible que éstas duelan como lo hacían durante las crisis agudas; para luego ir disminuyendo el dolor, espaciándose en el tiempo, permitiendo al cuerpo la restauración natural de las funciones y dejando de doler. Este tipo de recurrencia, suele ser periódica; y responde al proceso de auto curación, según fuera definido por la fisioterapia. Tanto la medicina alopática, la homeopatía y la medicina tradicional china, reconocen que el dolor  es un vehículo del que se sirve el sistema nervioso, para advertir a la conciencia, que existe una disfunción, enfermedad u herida; que requiere atención. El problema, es qué, en el mundo occidental; existe una tendencia a evitar el sufrimiento, y por ello la alopatía ha desarrollado una gran cantidad de "calmantes" químicos (analgésico), previos al tratamiento propio de la enfermedad. Esto a significado que muchas personas, en lugar de tratar la enfermedad en sus orígenes; recurran a "analgésicos", pensando que desaparecido el síntoma, desaparece la enfermedad que lo originó. Siendo actualmente, un problema de salud pública en muchos países, la automedicación derivada de la abundante publicidad de medicamentos en los medios masivos (TV, radio, internet, etc.) Por ello, incentivar las defensas naturales del organismo para remover no solo los síntomas, sino las causas que originaron los mismos; conlleva la posibilidad de un recrudecimiento de los mismos, que en forma cíclica reaparecerán con menor intensidad, en la medida que el enfermo continúe estimulando a su cuerpo en el proceso de auto curación.

Síntomas que producen los premejoramientos.